Centre Raquis te ofrece diferentes actividades dirigidas para mantener tu cuerpo en harmonía

Pilates es un método de entrenamiento holístico que se basa en seis principios:
Respiración, Centro, Concentración, Control, Precisión y fluidez, sobre los que trabajamos en cada sesión.

Basándonos en los seis principios de Pilates tonificamos todos los grupos musculares, utilizando ejercicios con el peso corporal y diferentes elementos. Intentando devolverle al organismo el equilibrio que pierde a causa de los malos hábitos posturales, laborales o deportivos. Estos desequilibrios en la estructura corporal llevan a sobrecargar unas zonas del cuerpo más que otras, provocando distintas lesiones.

Pilates mejora la fuerza y la flexibilidad de todo el cuerpo sin aumentar el volumen, creando un cuerpo elegante y armónico.

También potencia los músculos profundos del abdomen estabilizando la columna vertebral. Un cuerpo con fuerza equilibrada y flexible es menos propenso a lesionarse.

El yoga es una práctica milenaria encaminada a experimentar el equilibrio físico, emocional y mental.

Yoga significa unión, unión con el bienestar y la pureza inherente a cada ser humano.

Con el yoga mantenemos el cuerpo sano, autorregulado, flexible y relajado; armonizamos nuestras emociones y limpiamos patrones mentales estresantes o agresivos, favoreciendo una actitud más consciente, confiada y serena para nuestro día a día

Dirigido a todas las personas de diferentes edades y sexo que padecen alguna disfunción ocasional o crónica del suelo pélvico y/o de la zona abdominal.

Centre Raquis ofrece 1 visita-valoración y de 5 a 10 sesiones de tratamiento.
Este proceso está supervisado en todo momento por la fisioterapeuta*, quien da las pautas oportunas para que el paciente realice paralelamente una serie de consejos/ejercicios i así la mejora sea más rápida.

* formada por la Universitat Gimbernat en Reeducación uroginecológica: en su aplicación ginecológica, urología, coloproctología, así como el curso de Hipopresivos según la Escuela Caufriez.

El objetivo de estas sesiones es prepararse para el esfuerzo que supone la gestación y el nacimiento del bebé.

Se considera que el embarazo ha llegado a término entre la semana 38 y 42 de la gestación.
La gimnasia pre-parto se puede empezar a partir del segundo trimestre (en el primer trimestre precisa valoración).

Las clases constan de técnicas de relajación, posturas, control de la respiración, ejercicios específicos para llegar en el momento del parto en las mejores condiciones físicas posibles.

Las sesiones tienen una duración de una hora semanal, se realizan en grupos reducidos y dirigidas por una fisioterapeuta.

Todas las mujeres independientemente del tipo de parto que hayan tenido se exponen a un sobreesfuerzo durante el embarazo y el parto que dañan estructuras pélvicas, abdominales y perineales.

Por este motivo, sería imprescindible hacer una valoración funcional desde el punto de vista de la fisioterapia en torno las 10 semanas después del parto, para identificar, prevenir y / o tratar los problemas como la incontinencia, prolapsos (caída de vísceras de la cavidad pélvica), dolor durante las relaciones sexuales, cicatrices …

Las clases de gimnasia posparto tienen una duración de una hora a la semana, se realizan en grupos reducidos y dirigidas por una fisioterapeuta. En la sesión se hacen ejercicios específicos para mejorar el suelo pélvico y la faja abdominal como son los hipopresivos, pero también se hacen ejercicios para mantener un buen estado del cuerpo en general.

Sería muy conveniente hacer una valoración antes de comenzar las clases para mirar qué necesidades especificas tiene la mujer.